BUSCAR

INTRODUCCIÓN

Esta página esta dedicada a todos los profesionales interesados en el tema, en especial a aquellos que trabajan en el campo de la salud con la finalidad de crear una cultura de eficiencia en el uso de los recursos destinados al sector, recursos siempre escasos, sin olvidar los criterios de calidad y equidad.

DATOS PERSONALES

MÉDICO CIRUJANO. Especialista en CIRUGÍA PEDIÁTRICA y MEDICINA PEDIÁTRICA. Ex JEFE del SERVICIO de CIRUGÍA PEDIÁTRICA y del DEPARTAMENTO de MEDICINA INFANTIL del HOSPITAL NACIONAL "EDGARDO REBAGLIATI MARTINS" de la SEGURIDAD SOCIAL en SALUD (EsSALUD). MÉDICO ASISTENTE del SERVICIO de CIRUGÍA PEDIÁTRICA del HOSPITAL NACIONAL "EDGARDO REBAGLIATI MARTINS" EsSALUD). MAGÍSTER en ECONOMÍA y GESTIÓN de la SALUD. DOCTOR en MEDICINA. PROFESOR DE CIRUGÍA PEDIÁTRICA de la FACULTAD DE MEDICINA HUMANA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN" (HUACHO, LIMA, PERÚ). PROFESOR UNIVERSITARIO de POSTGRADO en la UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR de SAN MARCOS (LIMA. PERÚ), UNIVERSIDAD PARTICULAR "SAN MARTÍN DE PORRAS" (LIMA, PERÚ), UNIVERSIDAD NACIONAL "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN" (HUACHO, LIMA, PERÚ)y de la UNIVERSIDAD PARTICULAR "RICARDO PALMA" (LIMA, PERÚ). Otros diplomas y estudios: CONCILIADOR EXTRA-JUDICIAL por el Ministerio de Justicia (MINJUS), EVALUADOR Y ACREDITADOR DE HOSPITALES por el Ministerio de Salud (MINSA) y CURSO BÁSICO DE DEFENSA Y DESARROLLO NACIONAL por el CENTRO DE ALTOS ESTUDIOS NACIONALES (CAEN).

lunes, 1 de marzo de 2010

EL MERCADO DE LOS SERVICIOS DE SALUD

El mantenimiento de la salud depende del consumo de mercancías y de bienes y servicios, duraderos o perecederos, que no se limitan sólo al ámbito de los servicios de salud, pero que de alguna manera actúan como determinantes de la salud. El consumo es el uso que se hace de un bien o servicio de salud para satisfacer una necesidad de salud.

En el mercado de los servicios de salud, los consumidores, actuando como demanda, tratarán de satisfacer sus necesidades de salud, de acuerdo a sus preferencias y restricciones, buscando el mejor producto (servicio) a menores precios. Por su parte, los productores, actuando como ofertantes de bienes y servicios de salud, en el afán de ofrecer mejores productos a menores precios y así poder competir con otros productores, se verán obligados a ser eficientes pues, los que no ogren producir un mismo bien o servicio similar o superior a sus competidores, serán expulsados de este mercado. Entonces, el mercado de los servicios de salud confirma la existencia de un intercambio de servicios entre las personas que necesitan estar sanas y los ofertantes que prestan los servicios que dichas personas demandan. Es importante reconocer que la salud se produce y se consume dentro de un mercado como cualquier otro bien o servicio y por lo tanto es importante conocer su demanda para poder adecuar la oferta.

El mercado de servicios de salud difiere del mercado de la competencia perfecta. El mercado de la competencia perfecta considera la existencia de muchos proveedores, los productos hegemónicos y la información perfecta, es decir, tanto proveedores y consumidores disponen de toda la información necesaria que los lleven a tomar las decisiones adecuadas. El mercado de servicios de salud es un mercado imperfecto por lo cual presenta fallos y, al ser la salud un bien meritorio o tutelar, el Estado se ve en la obligación de intervenir para regularlo, ya que al ser imperfecto, existen pocos proveedores (oligopolios y monopolios), los productos (servicios) son heterogéneos y existe asimetría de la información puesto que el consumidor no tiene el mismo nivel de información que el proveedor. Esta última característica es propiciada por el rol hegemónico de los médicos al concentrar el saber y las tecnologías cruciales tanto para la producción de las prestaciones intercambiadas como para las autoconsumidas.

Otro problema del mercado de servicios de salud es la falta de equidad debido a la distribución desigual del ingreso puesto que, aún siendo el mercado privado eficiente, impide acceder al servicio por falta de dinero. Ante esta situación de inequidad, el Estado como regulador, financiador, proveedor o comprador de los servicios de salud subsidia la demanda o la oferta de los servicios de salud o propicia (0bliga) el aseguramiento de la salud bajo regímenes contributivos o semicontributivos.

Sobre los fallos del mercado de los servicios de salud hablaremos en una próxima oportunidad.

Para mayor información:
http://www.econosaludpediatrica.com/