BUSCAR

INTRODUCCIÓN

Esta página esta dedicada a todos los profesionales interesados en el tema, en especial a aquellos que trabajan en el campo de la salud con la finalidad de crear una cultura de eficiencia en el uso de los recursos destinados al sector, recursos siempre escasos, sin olvidar los criterios de calidad y equidad.

DATOS PERSONALES

MÉDICO CIRUJANO. Especialista en CIRUGÍA PEDIÁTRICA y MEDICINA PEDIÁTRICA. Ex JEFE del SERVICIO de CIRUGÍA PEDIÁTRICA y del DEPARTAMENTO de MEDICINA INFANTIL del HOSPITAL NACIONAL "EDGARDO REBAGLIATI MARTINS" de la SEGURIDAD SOCIAL en SALUD (EsSALUD). MÉDICO ASISTENTE del SERVICIO de CIRUGÍA PEDIÁTRICA del HOSPITAL NACIONAL "EDGARDO REBAGLIATI MARTINS" EsSALUD). MAGÍSTER en ECONOMÍA y GESTIÓN de la SALUD. DOCTOR en MEDICINA. PROFESOR DE CIRUGÍA PEDIÁTRICA de la FACULTAD DE MEDICINA HUMANA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN" (HUACHO, LIMA, PERÚ). PROFESOR UNIVERSITARIO de POSTGRADO en la UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR de SAN MARCOS (LIMA. PERÚ), UNIVERSIDAD PARTICULAR "SAN MARTÍN DE PORRAS" (LIMA, PERÚ), UNIVERSIDAD NACIONAL "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN" (HUACHO, LIMA, PERÚ)y de la UNIVERSIDAD PARTICULAR "RICARDO PALMA" (LIMA, PERÚ). Otros diplomas y estudios: CONCILIADOR EXTRA-JUDICIAL por el Ministerio de Justicia (MINJUS), EVALUADOR Y ACREDITADOR DE HOSPITALES por el Ministerio de Salud (MINSA) y CURSO BÁSICO DE DEFENSA Y DESARROLLO NACIONAL por el CENTRO DE ALTOS ESTUDIOS NACIONALES (CAEN).

jueves, 23 de septiembre de 2010

LOS SEGUROS DE SALUD

Cuando una persona se enferma se crea una necesidad de recuperar su salud. Ante esta necesidad tiene que adquirir y consumir un bien o un servicio que le permita recuperar la salud perdida y por el cual tiene pagar. La persona no sabe cuándo va a enfermarse, no sabe si su enfermedad va a ser leve o grave, si se va a sanar o no, cuánto tiempo va a estar enfermo, si su tratamiento será costoso, etc. Bajo estas circunstancias la salud se convierte en un bien económico, igual que cualquier otro, que acarrea costos y gastos. Ante esta incertidumbre la persona trata de diversificar su riesgo a enfermar con otras personas a fin de evitar pérdidas económicas, muchas veces catrastóficas, comprando o adquiriendo un seguro de salud.

Por otro lado, al ser la salud un derecho fundamental y reconocido constitucionalmente se convierte en un bien meritorio o tutelar y por lo tanto el Estado está obligado a garantizarlo. Para ello, provee los servicios de salud a través de la asistencia benéfica, el seguro social o los subsidios parciales o totales para las personal de menores recursos económicos.

De esta manera, en nuestro país, surgen: los seguros privados de salud que mediante una prima y un copago garantizan la atención de salud para las personas con capacidad de pago en función al plan de aseguramiento adquirido; el seguro social de salud contributorio y complementario, que por medio de una contribución mensual única (descontable por planilla) la persona asegura su atención de salud y la de sus derechohabientes, tanto de la capa simple como de la capa compleja, sin ningún tope y el seguro integral de salud, que es un seguro subsidiado, dirigido a todas las personas que no acceden a los servicios de salud por razones de pobreza o extrema pobreza.

Como todo tratamiento medicamentoso los seguros de salud, también, pueden tener efectos adversos o secundarios. Estos efectos secundarios se dan tanto, por el lado de la oferta, como por el de la demanda. Estos efectos secundarios son: la selección por riesgo, la selección adversa y el riesgo moral (moral hazard).

La SELECCIÓN POR RIESGOS, es un efecto secundario que se da por el lado de la oferta, es decir, por el lado de proveedor del seguro. Es un defecto precontractual que permite a las aseguradoras maximizar, oportunistamente, sus beneficios seleccionando los buenos riesgos (personas jóvenes, sanas) y rechazando los riesgos defavorables o altos ( viejos, enfermos crónicos, personas con enfermedades preexistentes, antecedentes de cáncer, etc.) que potencialmente le significarían un mayor consumo de servicios y por ende mayores costos.

La SELECCIÓN ADVERSA, también es un defecto precontractual pero que se da por el lado de la demanda. Es una conducta oportunista por parte del asegurado, el usuario demandante, que, al tener mayor información que la aseguradora respecto a su estado de salud y a su propensión a usar los servicios de salud, esconde información a fin de que el contrato se efectivice. Entonces, dado que las primas de seguros de los menos sanos serán más caras, los más sanos tienden a asegurarse menos que aquellos que presentan mayores riesgos.

El RIESGO MORAL, es otro efecto postcontractual en relación a la demanda por el cual la persona ya no sólo escondería información sino, también, acción. Consiste en el consumo excesivo o superfluo de los servicios de salud por el simple hecho de tener una forma prepagada de atención de salud que pagará consuma o no dichos servicios. Este efecto hace ineficiente al sistema por cuanto se produce una pérdida de bienestar sanitario individual y colectivo. Individual porque puede acarrear iatrogenias y colectivo por el costo oportunidad que ocasiona.

Los tres efectos secundarios se presentan en el mercado de seguros privados de salud en cambio, en el aseguramiento público, no se encuentra selección adversa pero si algunas variantes de selección por riesgos y de riesgo moral.

Para mayor información recurrir a:
http://www.econosaludpediatrica.com







lunes, 20 de septiembre de 2010

REPUESTA INSTITUCIONAL A LOS FALLOS DEL MERCADO DE SERVICIOS DE SALUD.

Como se mencionó en la entrega anterior, el mercado de servicios de salud es un mercado imperfecto, sujeto a fallos, y por lo tanto necesita ser regulado para minimizar estos fallos y maximizar la satisfacción de los demandantes de servicios de salud. los principales fallos de este mercado son: la salud es un bien meritorio, la asimetría de la información, las externalidades, la incertidumbre respecto a la incidencia y gravedad de la enfermedad y la incertidumbre respecto a la eficacia y efectividad de los tratamientos. otros fallos tienen que ver con los rendimientos crecientes y la racionalidad limitada.

Por ser la salud un bien meritorio, derecho fundamental y reconocido constitucionalmente en todos los países del mundo, el Estado está obligado a garantizarla a través de la provisión pública mediante impuestos, subsidios o asistencia benéfica. El efecto colateral de esta respuesta es la aparición de los polizones o "free-riders" que son los aprovechadores de los servicios de salud, a pesar de no ser indigentes, que deciden nom contribuir voluntariamente con el pago por cuanto saben que no pueden ser excluídos.

En relación a la asimetría de la información, la respuesta es el establecimiento de una relación de agencia entre el paciente y el médico. El principal (paciente) delega la toma de decisiones en nombre suyo al agente (proveedor/médico) en vista que este último tiene y maneja toda la información que él no tiene. El efecto secundario es la demanda derivada o inducida por la oferta lo que anula la soberanía del paciente por cuanto el no puede decidir condicionando la asusencia del mercado. Por otro lado, puede darse la situación de que el agente médico actúe, éticamente, favoreciendo al paciente o de una manera oportunista buscando su beneficio personal.


Otras respuestas institucionales a la asimetría de la información son:
1. La producción y difusión pública de información acerca de la efectividad de los tratamientos, tarifas, precios de medicamentos etc.
2. El "activismo" de los pacientes a través de la sociedad civil organizada, el consentimiento informado, toma de decisiones conjuntas con el médico, etc.
3. Comités de bioética en los establecimientos de salud y a nivel académico-profesional.

Las externalidades, positivas o negativas, son enfrentadas institucionalmente mediante la provisión pública de de los servcios de salud mediante impuestos, subsidios o asistencia de beneficencia. La aparición de los "free riders" o polizones es el efecto secundario del cuál ya se ha hablado líneas arriba.

La incertidumbre respecto a la incidencia y gravedad de la enfermedad es enfrentada, dada la natural eversión de las personas al riesgo a enfermar, mediante los seguros de salud públicos, privados o mixtos. Los efectos secundarios de esta respuesta del mercado son: la selección por riesgos, la selección adversa y el riesgo moral o "moral hazard", efectos de los que hablaremos cuando nos refiramos a los seguros de salud.

La respuesta institucional del Estado ante la incertidumbre respecto a la eficacia y efectividad del tratamiento, ocasionado por la asimetría de la información, para proteger a los consumidores de la mala posibilidad de los proveedores es la regulación del ejercicio profesional, la habilitación, la acreditación y categorización de los proveedores, la presencia de los Colegios Profesionales y de las Sociedades Científicas, etc. El efecto secundario es la aparición de monopolios que ocasionan barreras de entrada al ejercicio profesional en beneficio de los reguladores.


Para mayor información recurrir a:
http://www.econosaludpediatrica.com/